En la actualidad cada vez la sociedad está más concienciada de la importancia de que la huella ecológica sea mínima en todas las facetas de nuestra vida. La huella ecológica es el cálculo de cuántos recursos son necesarios para una determinada actividad o producto. Cuanto menos impacto en la naturaleza tengan nuestras acciones, mayor será la contribución en términos de sostenibilidad y ecología.

A la hora de abordar una reforma o la construcción de una nueva vivienda es fundamental pensar en términos de cuidado y protección al medio ambiente. En el caso de una nueva construcción son muchas las personas que intentan alcanzar el reto de diseñar una vivienda autosuficiente. Además de un ahorro y un control de consumos y eficiencia, se elimina la dependencia de las energías para satisfacer el consumo del hogar.

Veamos alguna de las acciones que podemos considerar a la hora de plantear una vivienda autosuficiente y sostenible.

Características de las viviendas autosuficientes:

Para reducir el impacto de nuestra vivienda sobre la naturaleza cuando vayamos a diseñar una reforma o si partimos de una construcción desde plano, es importante activar la sensibilidad medioambiental desde el principio. Eso se traducirá en un ahorro y en mejorar la calidad de vida y estaremos contribuyendo a cuidar el planeta.

El objetivo de aprovechar la reforma para mirar por la naturaleza es una magnífica excusa para redecorar una casa. Un análisis de algunas de las características comunes que suelen tener este tipo de obras es el siguiente:

Diseño y orientación de las viviendas autosuficientes

A veces las reformas integrales de las viviendas no permiten demasiados cambios en estructuras y orientación, y hay que adecuar las modificaciones con arreglo a los planes urbanísticos y las regulaciones municipales. Aun así es importante tomar en consideración que si queremos apostar por una vivienda autosuficiente el diseño de la casa debe seguir las pautas de la arquitectura bioclimática para de esa manera poder aprovechar al máximo los recursos naturales existentes y así poder reducir consumos y necesidades energéticas.

Hacer una reforma pensando en el ahorro de consumo de energía es un buen punto de partida. El incremento de la factura de electricidad ha llevado a muchos hogares a mirar la forma de reducir esa dependencia.

La orientación también es fundamental ya que si la vivienda tiene orientación sur podemos aprovechar al máximo la luz y energía solar para calentar la vivienda y dar luminosidad. Así reduciremos el consumo de energía en calefacción y en iluminación. Las paredes orientadas al sur también se calentarán más por lo que podemos diseñar la disposición de aquellas estancias que queramos más confortables en esa zona.

Si hay zonas de la vivienda con orientación norte, intentaremos que sea la cocina, donde no se necesita tanto calor ambiental y además se intentará que las ventanas sean más reducidas, para evitar la pérdida de calor en los fríos meses de invierno.

Materiales para reformar una vivienda de manera sostenible

La utilización de materiales naturales, sostenibles o reciclados para afrontar una reforma integral de una vivienda, reducirá esa huella ecológica que tradicionalmente provoca la construcción. El empleo de maderas y otros productos naturales para la reforma aporta además un toque estético de inspiración nórdica, donde lo natural y lo sencillo consiguen transmitir un mensaje de tranquilidad y felicidad. Cada vez más diseñadores buscan en esos materiales nobles y naturales una idea minimalista donde “menos, es más”, sin renunciar al máximo confort en el hogar.

Para la elección de elementos decorativos y remates finales del diseño es importante tener en cuenta otros aspectos como vegetación cercana, vientos de la zona, días promedio de lluvia anual, rango de temperaturas medias durante todo un año y funcionalidades. No es lo mismo el uso que se le dará a una terraza en una zona de costa, que el que necesitamos cerca de la montaña.

De la misma manera a la hora de elegir las plantas debemos conocer la zona en la se encuentra la vivienda para ver cuáles se dan bien y las horas de luz y cuidados para no tener que incrementar consumos energéticos y de agua en el mantenimiento. Se trata de aprovechar al máximo los recursos naturales como sol, agua, viento o la tierra. Además de respetar el entorno evitando la contaminación visual y energética.

Fachadas y domótica para nuestra vivienda reformada

Muchos edificios y casas se están reformando en base a la autosuficiencia energética y la sostenibilidad. Son los llamados hogares inteligentes en los que prima el cuidado del entorno y la reducción en el consumo. Para lograr este ahorro las viviendas incorporan las últimas tecnologías para crear y almacenar energía.

¿Sabías que un buen diseño puede reducir el consumo energético en más de un 70% en los hogares?

Las fachadas y la domótica son dos factores clave:

  • Las fachadas pueden contribuir mediante la producción de energía con la instalación de placas solares y el uso de materiales aislantes en la parte exterior ventilada de la fachada, para así conseguir la libre circulación del aire a través de la cámara y que implica un ahorro energético del 40% con respecto a una fachada tradicional.
  • En segundo lugar, la domótica cada vez es más definitiva en el uso eficiente de la energía dentro de la casa. La domótica son el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de una vivienda que permite la comunicación entre el usuario y el sistema, logrando comodidad y seguridad. Control de temperatura, programación de los electrodomésticos, movimiento automático de persianas y estores para conservar la temperatura interna… todo ayuda.

Cuando el autoabastecimiento energético es una propuesta en alza

Muchas viviendas están aprovechando el momento y con las soluciones que ofrece ahora el mercado buscan el autoabastecimiento de electricidad o calefacción térmica mediante placas solares. Es un hecho que la energía procedente de fuentes no renovables debe ser cada vez menor ya que éstas emiten una gran cantidad de CO2, gas que es el principal causante del efecto invernadero.
Para el suministro de agua, es cada día más frecuente utilizar sistemas de recogida y aprovechamiento de las aguas pluviales mediante depuración natural.

Sea cuál sea la motivación que lleve a una reforma integral de una vivienda, es un buen momento para abordarla con responsabilidad y conociendo los efectos positivos y negativos de la apuesta por lo sostenible. Si necesitas más información sobre cualquiera de los sistemas de ahorro que planteamos te recomendamos preguntar a los auténticos expertos en reformas integrales de Barcelona Construcción.

Pide ya tu presupuesto para una vivienda más autosuficiente y más sostenible.